Menú
La semana del mercado estadounidense – Informe semanal

Contexto económico y político

Después de varias semanas de estancamiento en las negociaciones, surgieron indicios de avance tras los intentos del Congreso por perfilar una nueva ley de estímulos. El pasado lunes se congregó un grupo bipartito de legisladores para debatir un nuevo paquete de ayudas por 908.000 millones de USD. Aunque el grupo fue incapaz de llegar a un acuerdo, transcendió luego la noticia de que ambas partes habían acordado apartar temporalmente dos de las cuestiones más espinosas: la propuesta de conceder ayudas adicionales a los estados y municipios presentada por los demócratas y el escudo frente a litigios para empresas y otras instituciones exigido por los republicanos. El martes, los valores parecieron recibir un impulso después de que el líder mayoritario del Senado, Mitch McConnell, se comprometiera a mantener las sesiones en el Congreso hasta que se alcanzase un acuerdo.

A finales de la semana se reveló el borrador de un paquete de ayudas por aproximadamente 900.000 millones de USD que incluía unos pagos directos por una cuantía aproximada de 600 USD destinada a particulares, así como un subsidio de desempleo complementario federal establecido en 300 USD a la semana. Sin embargo, el viernes las cotizaciones cedieron terreno con la noticia de que los republicanos estaban exigiendo una cláusula para impedir al secretario entrante del Tesoro proporcionar a la Reserva Federal más fondos para préstamos de emergencia en 2021.

La distribución de la vacuna de Pfizer-BioNTech contra el coronavirus el pasado lunes también pareció reforzar los ánimos. El jueves, un panel de asesores de la Administración de Alimentos y Medicamentos de EE.UU (FDA) dio el visto bueno a una vacuna similar “mRNA” de Moderna, que casi duplicaría el número esperado de dosis totales disponibles hacia finales del año. No obstante, las tendencias actuales del coronavirus continuaron siendo desalentadoras al constatarse que Estados Unidos estaba batiendo récords de fallecimientos diarios. El área meridional de California densamente poblada se reveló como el nuevo epicentro de la crisis, a pesar de las estrictas medidas de confinamiento impuestas.

Durante la semana también quedó más patente el fuerte impacto que está causando el virus en la actividad económica. El miércoles, el Departamento de Comercio informó de que las ventas minoristas se habían contraído un 1,1% en noviembre, casi el triple del descenso que se esperaba, lo que representa el peor registro desde abril. Las solicitudes semanales de prestación de desempleo, anunciadas el jueves, llegaron a 885.000, una cifra muy superior a las expectativas y la más alta desde principios de septiembre; no obstante, las solicitudes de segundo subsidio cayeron a un nuevo mínimo en periodo de pandemia. El repunte del sector de automoción y fabricación de piezas permitió que la producción industrial creciera un 0,4% en noviembre, una tasa algo superior a lo esperado, aunque el fuerte aumento de octubre se revisó a la baja del 1,1% al 0,9%. En cuanto al sector inmobiliario, los datos se mantuvieron generalmente sólidos.

Mercados de renta variable

El S&P 500 se revalorizó un 1,3% (16,9% anual desde enero). Los principales índices alcanzaron máximos récord al aumentar la expectativa de que se apruebe otro paquete de ayudas federal asociado al coronavirus. Los valores de tecnología de la información batieron al resto de acciones integradas en el S&P 500 gracias a los avances de Apple y Microsoft; por su parte, los valores de energía se quedaron rezagados pese a los máximos en nueve meses que alcanzaron los precios del petróleo como consecuencia de la fuerte demanda procedente de India y China. Los valores de pequeña capitalización batieron a sus homólogos de gran capitalización y el estilo growth batió a su homólogo value, al rentar el  Russell 2000 un 3,1% (19,6% anual desde enero), el Russell 1000 Growth un 3,0% (37,3% anual desde enero) y el Russell 1000 Value un 0,2% (1,5% anual desde enero).

Los volúmenes de negociación resultaron discretos durante buena parte de la semana en previsión del reajuste del S&P 500, en el cual tenía visos de participar el fabricante de coches eléctricos Tesla al lunes siguiente. El viernes estaba previsto que cambiara de manos un paquete de acciones valorado en 110.000 millones de USD tras ajustar sus carteras ciertos fondos de inversión colectiva y fondos cotizados (ETF) que tratan de emular la rentabilidad del S&P 500 Varios fondos ETF de gran tamaño que replican otros índices de referencia también sufrieron un reajuste.

Mercados de renta fija

Los rendimientos de los bonos del Tesoro estadounidense a largo plazo se movieron modestamente al alza durante casi toda la semana, al quedar contrarrestados los datos económicos generalmente decepcionantes con la esperanza que suscitaron las ayudas presupuestarias y el optimismo en torno a la distribución de una vacuna. En su reunión celebrada el 15-16 de diciembre, el  Comité Federal del Mercado Abierto (FOMC) dejó estables sus tipos de interés oficiales, tal como se esperaba, y optó por mantener la composición actual de sus compras de bonos, lo cual decepcionó a algunos inversores que habían confiado en que la Fed aumentaría sus compras de bonos a largo plazo. El FOMC, tras un ajuste respecto a su anterior declaración, afirmó que seguiría comprando valores del Tesoro y títulos con garantía hipotecaria de agencias a su ritmo actual « hasta haber logrado un nuevo avance relevante hacia la consecución de los objetivos de pleno empleo y estabilidad de precios del Comité ». La declaración provocó un breve aumento de los rendimientos, aunque este movimiento se vio rápidamente truncado al percibirse como moderados (dovish) los comentarios vertidos a la prensa por el presidente de la Fed Jerome Powell y el Resumen actualizado de previsiones económicas elaborado por el FOMC. El rendimiento de los bonos del Tesoro a 10 años cerró la semana en el 0,95%, aumentando respecto al 0,90%.

Los bajos niveles de emisiones en el mercado primario, unido a una tendencia compradora que se observa al cierre del año, causaron un estrechamiento de los diferenciales de crédito de los bonos corporativos investment-grade  a lo largo de la semana. Los volúmenes de negociación resultaron inferiores a la media y las expectativas de emisiones se mantienen discretas al cierre del año. Las holgadas ganancias generadas por la renta variable incidieron favorablemente en el comportamiento de los bonos “high yield”, y los diferenciales de crédito se estrecharon en todas las categorías de calidad. Los inversores estuvieron principalmente pendientes del calendario de emisiones en el mercado primario al experimentar el segmento de deuda con calificación inferior a investment-grade un alto volumen de nuevas operaciones. Sin embargo, las condiciones técnicas resultaron dispares, debido a las modestas salidas de capital que registraron los fondos high yield en todo el sector.

202012-1456244

Suscríbase para recibir nuestras perspectivas sobre la renta variable estadounidense

Comparte este artículo:

Share on linkedin
Share on email
Elecciones 2020
Nuestra analista de política estadounidense en Washington comenta sobre la campana electoral 2020 y la repercusión sobre las inversiones.

Exclusivamente para inversores profesionales. Prohibida su distribución a inversores no profesionales.

Notas

Todos los datos y las rentabilidades de los índices aquí citados son propiedad de sus respectivos titulares y han sido facilitados a T. Rowe Price bajo licencia a través de fuentes de datos como FactSet, Frank Russell, MSCI y S&P. Reservados todos los derechos. T. Rowe Price trata de citar datos de fuentes que considera precisas, pero no puede garantizar la exactitud de los datos indicados en este documento. Ni T. Rowe Price, ni ninguno de sus proveedores de datos realiza declaración alguna ni otorga garantías, explícitas o implícitas, ni asume responsabilidad de ningún tipo con respecto a cualesquiera datos o rentabilidades de índices aquí facilitados. Los datos y las rentabilidades de los índices citados en el presente documento no podrán ser redistribuidos posteriormente, ni utilizados como base para otros índices, referencias o cualesquiera otros productos financieros.

Proveedor de datos financieros y análisis: FactSet. Copyright 2020 FactSet. Todos los derechos reservados.

London Stock Exchange Group plc y las empresas de su grupo (conjuntamente «Grupo LSE»). © LSE Group 2020.  Todos los derechos de los datos o índices FTSE Russell pertenecen a la empresa correspondiente del Grupo LSE propietaria del índice o de los datos. Ni el Grupo LSE ni sus licenciadores aceptan ninguna responsabilidad por los errores u omisiones en los índices o datos y ninguna parte podrá depender de los índices o datos incluidos en este comunicado. Queda prohibida la distribución ulterior de los datos del Grupo LSE sin la autorización expresa por escrito de la empresa correspondiente del Grupo LSE. El Grupo LSE no promueve, patrocina ni respalda el contenido de esta comunicación.

Ni MSCI ni sus filiales, fuentes o proveedores terceros (conjuntamente, «MSCI»)  ofrecen garantías expresas o implícitas, o representaciones y no tendrán responsabilidad sea cual fuere con respecto a cualquier información de MSCI aquí presente.  La información de MSCI no deberá ser redistribuida ni utilizada como base para otros índices o para cualesquiera títulos o productos financieros.  Este informe no ha sido aprobado, revisado o producido por MSCI.  Los análisis y datos históricos de MSCI no deben considerarse una indicación o garantía de ningún análisis, pronóstico o previsión de rentabilidad futura.  Ninguno de los datos de MSCI pretende ser asesoramiento de inversión o una recomendación para tomar (o abstenerse de tomar) cualquier tipo de decisión de inversión y, por tanto, no podrá tomarse como base a dicho efecto.

El índice S&P 500 es un producto de S&P Dow Jones Indices LLC, una división de S&P Global, o de sus filiales («SPDJI») y T. Rowe Price y ha sido autorizado bajo licencia para su uso por T. Rowe Price.  Standard & Poor’s® y S&P® son marcas registradas de Standard & Poor’s Financial Services LLC, una división de S&P Global («S&P»); Dow Jones® es una marca registrada de Dow Jones Trademark Holdings LLC («Dow Jones»). Dichas marcas comerciales han sido autorizadas bajo licencia para su uso por SPDJI y autorizadas bajo sublicencia para determinados fines por T. Rowe Price. La nota Mercados Financieros Estadounidenses – Informe Semanal de T. Rowe Price no está patrocinada, respaldada, vendida ni promovida por SPDJI, Dow Jones, S&P, ni por sus respectivas filiales, y ninguna de dichas partes realiza declaración alguna sobre la idoneidad de invertir en dicho producto ni asume responsabilidad alguna por cualesquiera errores, omisiones o interrupciones en el Índice S&P 500.

INFORMACIÓN IMPORTANTE

Los valores concretos que se mencionan y describen en el presente documento tienen fines meramente informativos, por lo que no podrán entenderse como recomendaciones.

Este material se proporciona únicamente a efectos informativos generales y/o de marketing. El material no constituye ni conlleva compromiso alguno de prestar asesoramiento de ninguna clase, incluido asesoramiento de inversión fiduciaria, ni pretende servir como base principal para tomar decisiones de inversión. Se recomienda a los posibles inversores que obtengan asesoramiento independiente de índole jurídica, financiera y fiscal antes de tomar cualquier decisión de inversión. El grupo de sociedades de T. Rowe Price, incluidas T. Rowe Price Associates, Inc. y/o sus filiales, reciben ingresos de los productos y servicios de inversión de T. Rowe Price. La rentabilidad pasada no es un indicador fiable de rendimiento futuro. El valor de una inversión y los ingresos que de ella se derivan pueden aumentar o disminuir. Los inversores podrían recuperar un importe inferior al invertido.

El material no constituye una distribución, oferta, invitación, recomendación o incitación general o personal para vender o comprar títulos en cualquier jurisdicción o para llevar a cabo cualquier actividad de inversión particular. El material no ha sido revisado por ningún organismo regulador en ninguna jurisdicción.

La información y las opiniones aquí presentadas han sido obtenidas o derivadas de fuentes que se consideran fiables y actuales; ahora bien, no podemos garantizar la exactitud ni la exhaustividad de las fuentes. No existe garantía de cumplimiento de ninguna de las predicciones realizadas. Las opiniones incluidas en el presente documento corresponden a la fecha indicada en el mismo y pueden variar sin previo aviso; dichas opiniones pueden diferir de las de otras sociedades y/o socios del grupo T. Rowe Price. El material no podrá ser copiado ni redistribuido, total o parcialmente, bajo ninguna circunstancia, sin la autorización de T. Rowe Price.

No está previsto el uso del material por parte de personas en jurisdicciones en las que esté prohibida o restringida la distribución del material, y en algunos países el material se proporciona previa solicitud específica. 

No está destinado para su distribución a inversores minoristas en ninguna jurisdicción.

EEE excepto Reino Unido. A no ser que se indique lo contrario, este material ha sido publicado y aprobado por T. Rowe Price (Luxembourg) Management S.à r.l., 35 Boulevard du Prince Henri L-1724 Luxemburgo, que está autorizada y regulada por la Comisión de Supervisión del Sector Financiero de Luxemburgo (Commission de Surveillance du Secteur Financier). Exclusivamente para clientes profesionales.

© 2020 T. Rowe Price. Todos los derechos reservados. T. ROWE PRICE, INVEST WITH CONFIDENCE y el diseño bighorn sheep son, de forma conjunta y/o separada, marcas o marcas registradas de T. Rowe Price Group, Inc.

También podría interesarle…
Vea nuestra amplia gama de fondos US Equity

Thank you for registering for US equities updates. The latest insights will be sent straight to your inbox, in the meantime access our latest thinking:

Información legal importante

Este sitio está dirigido a los intermediarios financieros. Al acceder a este sitio web, usted autoriza la recopilación de información por T. Rowe Price a través de las cookies. Para más información, por favor lea nuestra política de cookies.

La información contenida en el sitio web de T. Rowe Price no está dirigida a inversores en ninguna jurisdicción en la que la distribución o compra no estén autorizadas, incluida la jurisdicción del lector de esta información, en su caso. Por ejemplo, la información aquí contenida no se puede distribuir y no constituye una oferta de venta ni una solicitud de oferta de compra de títulos en los Estados Unidos de América o en beneficio de personas estadounidenses.

La información obtenida de este sitio web está dirigida exclusivamente a las personas que han aceptado estos Términos y Condiciones y no está permitida su redistribución sin contar con el consentimiento previo del departamento legal de T. Rowe Price.

La información está diseñada para inversores profesionales, incluidos los intermediarios financieros o los miembros de los medios de comunicación, y se publica únicamente con fines informativos. En particular, la información se dirige solamente a las personas interesadas que se pueden clasificar en una o más de las siguientes categorías:

(a) Un gobierno;
(b) Un banco o una aseguradora;
(c) Un fondo de pensiones o una entidad benéfica;
(d) Personas cuya actividades ordinarias hacen que, como principal o como agente, participen en la adquisición, mantenimiento, gestión o enajenación de inversiones a efectos de una actividad de negocio realizada por los mismos, o respecto a las cuales sea razonable esperar que participen en la adquisición, gestión o enajenación de inversiones a efectos de dicho negocio;
(e) Personas cuya actividad de negocio ordinaria consiste en la prestación de asesoramiento, lo que puede hacer que otra persona adquiera o enajene una inversión o se abstenga de hacerlo;
(f) Representantes de los medios de comunicación a efectos de información corporativa y contextual acerca de T. Rowe Price.

Las personas que no pertenezcan a una de las categorías anteriores no deben actuar en función de la información contenida en el presente documento.

Ciertas personas podrán tener acceso a la información relativa a T. Rowe Price Funds SICAV, una sociedad de inversión constituida como sociedad de inversión de capital variable (“SICAV”) bajo las leyes de Luxemburgo. Los subfondos de T. Rowe Price Funds SICAV mencionados en el sitio se ofrecen solamente mediante el folleto actual. El folleto contiene información más completa acerca de los subfondos, incluidos los objetivos de inversión, los cargos y los gastos. Sin embargo, el folleto y otra información relativa a los subfondos no se distribuirán intencionalmente a personas de cualquier país donde dicha distribución sea contraria a la ley o regulación local.

La rentabilidad pasada no es un indicador fiable de rendimiento futuro. El valor de una inversión y los ingresos que de ella se derivan pueden aumentar o disminuir. Las variaciones en los tipos de cambio también pueden tener un efecto adverso sobre el valor, precio o ingresos de los títulos. Los inversores también deben ser conscientes de los riesgos adicionales asociados con las inversiones en mercados emergentes, valores de alta rentabilidad y empresas más pequeñas.

La información incluida en este documento no constituye asesoramiento de inversión y los productos descritos pueden no estar disponibles o no ser adecuados para todos los inversores. Antes de tomar una decisión de inversión debe considerar, si procede, la obtención de asesoramiento profesional independiente.

A no ser que se indique lo contrario, este material ha sido publicado y aprobado por T. Rowe Price (Luxembourg) Management S.à r.l., 35 Boulevard du Prince Henri L-1724 Luxemburgo, que está autorizada y regulada por la Comisión de Supervisión del Sector Financiero de Luxemburgo (Commission de Surveillance du Secteur Financier).